LA MALDICIÓN. No se va a acabar. En cines 1 de enero.