La escena de ‘estoy pensando en dejarlo’ que nos voló la cabeza